Zorro

 

Ya tengo un humano que es mío.

Se llama Sergio, va diciendo por ahí que me echo unas siestas de rey ¡¡¡Como si él no lo hiciera!!! En la casa de mi humano hay muuuuchos sitios mulliditos ¿quién podría resistirse? Él me dice que tengo la casa conquistada y es cierto, pero la comparto, la comparto con él, no os preocupéis. Me encantan los mimitos que recibo de todo el mundo y yo pues me dejo querer, creo que cuando dice “amor con patas” se refiere a mi. Esto es un paraíso, ¡incluso mis mordisquitos a sus manos le parecen tiernos! De aquí no me mueve nadie, como he dicho: este humano es mío.

Os mando un ronroneo a todos mis compañeros de Abrazo Animal, espero que pronto os hagáis con un humano tan bueno como el mío.
Lamidos,
Zorro.