Pipo

 

¡¡¡PIPO ADOPTADO!!!

Pipo apareció una noche de verano colándose por la ventana en una casa de Las Rozas. Por suerte, la persona que lo encontró era amante de los animales y se dio cuenta de que no era un gato más de la calle, sino un gato casero que había sido abandonado. Desde que Pipo está en una jaula, no para de maullar pidiendo a gritos un hogar. Es un gato joven (1 año aproximadamente) y muy cariñoso, y creemos que su hogar ideal sería aquel en el que fuese gato único. Buscamos urgentemente un hogar para él, ya que no lo está pasando bien en una jaula.Se entrega esterilizado, con microchip, vacunas y desparasitado. ¿Te animas?