Carmen

Carmen ha sido una luchadora. Fue recogida de una carretera en muy malas condiciones, desnutrida, llena de garrapatas, en los huesos …. pero supo ser fuerte y regalarnos unas semanas en las que se ganó un lugar en nuestro corazón y, de paso, disfrutar aunque fuera de forma breve de la compañía de unas personas que de verdad la querían. Estamos seguros que ese ha sido el recuerdo que se ha llevado. Hasta siempre Carmen.